la foto 1 (1)

Rescato de mi memoria un proyecto de hace un año, que lleve a cabo con adolescentes en del distrito Centro de Madrid. El proyecto de m-learning, se desarrolló en la asociación de la que era educadora, con chicos y chicas de entre 12 y 18 años. El proyecto de microdocumentales consistía en el uso de dispositivos móviles como herramienta para captar la realidad, reflexionar sobre ella y denunciar situaciones sociales.

Objetivo general del proyecto: Reflexionar sobre la realidad del barrio y de como esta puede afectar a los jóvenes.

Desarrollo del proyecto:

  • Se organizaron equipos de cinco chicos y chicas.
  • Cada grupo selecciono un tema, los elegidos fueron: interculturalidad, alcohol, personas sin hogar, consumos, la basura, violencia entre bandas.
  • Los grupos llevaron a cabo recogida de imágenes y testimonios de la realidad.
  • Un experto nos proporciono formación sobre edición de vídeo.
  • Los grupos elaboraron los microdocumentales.
  • Todos los grupos organizaron y participaron en un festival “sí se puede” en colaboración con otras asociaciones juveniles.

Comparto uno de los proyectos: “la vida en la calle”. Los chicos y chicas de este grupo, recogieron información e hicieron una entrevista a una educadora de la asociación RAIS de personas sin hogar y a una persona sin hogar, del testimonio de estas personas obtuvieron las frases más significativas y elaboraron el texto.

 

Con este proyecto aprendí que los chicos y chicas que viven en barrios con situaciones de violencia, pobreza, conflicto social, tienen una sensibilidad elevada a las problemáticas de su entorno.

Mejoraría la gestión de los grupos, ya que al no definir los roles o las funciones, algunos chicos asumieron más responsabilidad que otros.

Lo mejor del proyecto fue que los jóvenes observaron la realidad y fueron agentes activos en la denuncia de situaciones precarias, injustas o desiguales.